fbpx

Egloo, el invento para calefaccionar tu casa de modo ecológico

El diseño estuvo a cargo de Marco Zagaria, un estudiante de la Academia de Bellas Artes de Roma. Cuatro velas funcionando durante cinco horas permiten calefaccionar una habitación de 20 metros cuadrados y cuesta 45 euros.

La efectividad de que cuatro velas prendidas durante alrededor de cinco horas puedan calefaccionar una habitación de 20 metros cuadrados puede generar dudas sobre su efectividad. Sin embargo, así lo demuestra Egloo, el invento de Marco Zagaria -un estudiante de la Academia de Bellas Artes de Roma- que diseñó un pequeño calentador inteligente que aprovecha la energía de una vela para climatizar un ambiente sin derrochar energía eléctrica.

Egloo funciona concentrando el calor de las velas dentro de una cúpula de terracota, un material particularmente adecuado para que el calor, almacenado rápidamente, se transporta lenta y gradualmente al ambiente por radiación térmica.

Este original calentador está compuesto cuatro elementos: la base, la parrilla y las dos cúpulas. La base ofrece un espacio para colocar las velas que, una vez encendidas, calentarán las cúpulas. La parrilla metálica, colocada en la base, sirve de soporte para las cúpulas.

EGLOO. La parrilla metálica, colocada en la base, sirve de soporte para las cúpulas.

La cúpula más delgada, colocada en el centro de la base, almacena una alta tasa de calor, que se transmite a la cúpula externa; la toma de aire superior facilita la salida del aire caliente almacenada entre las tapas, lo que permite el intercambio térmico.

Para el buen funcionamiento de Egloo sólo se necesitan tres velas. Con una duración media de cinco horas, son suficientes para calentar una habitación de 20 m2. Una vez que encendido, necesita cinco minutos para alcanzar la temperatura adecuada y en aproximadamente 30 minutos aumentará la temperatura ambiente entre 2 y 3 grados. Otro dato para tener en cuenta que permite irradiar calor a una habitación incluso después de que las velas se hayan apagado.

Egloo, solo necesita tres velas.

El primer paso en el proceso de diseño de Zagaria fue trabajar a través de bocetos, para logar el mejor modelo, en materia estética. En la segunda etapa basada en el modelado, se refinó el estudio de las formas y volúmenes para alcanzar el modelo más preciso, listo para la creación de prototipos. En la tercera etapa se realizaron varios prototipos físicos hechos a mano para probar y mejorar las características. Después de evaluar los cambios apropiados y refinar aún más el modelo se hizo la matriz a través de la impresión 3D.

Egloo, forma sencilla y compacta.

Egloo tiene una forma sencilla y compacta lo cual le permite adaptarse a cualquier lugar. Pesa 1 kg y está disponible en varias versiones: natural, coloreadas y esmaltadas. Su precio es desde 45 euros y lo envían a Argentina y el resto del mundo a través de www.eglooinfo.it/product/egloo-natural.

Fuentes: Egloo Clarin Arquitectura

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *