¿Sabías que el Plástico se puede convertir en un Ladrillo? ¡Eco-construcción es la Revolución!

Uno de los residuos más abundantes y no retornables que existe es el PET, que tarda en degradarse más de 500 años. Así que buscar un uso para su reciclado parece algo lógico. Los Investigadores han patentado un proceso de utilización del PET para la fabricación de ladrillos para construcción.

El proceso de fabricación de estos ladrillos comienza con el triturado de los plásticos para luego mezclarlo con cemento portland, como aglomerante para dar cohesión a la mezcla y un aditivo químico que mejora la adherencia de las partículas de plástico. Esta mezcla se coloca en moldes como si fuera una pieza de hormigón prefabricada y se deja fraguar.

Ladrillos Plásticos

Entre las ventajas técnicas que puede aportar un ladrillo PET, la más interesante es su nivel de aislante térmico que es cinco veces mayor que la de un ladrillo tradicional. Este aumento sustancial del aislamiento lleva a reducir el grosor de los muros y pasar de cerramientos de 30 a 15 cm.

Son más livianos que los ladrillos convencionales, mientras un ladrillo convencional pesa un poco más de 2 kilos, el ladrillo PET pesa 1,4 kg. Aunque esta escala no muestre una gran diferencia, en el conjunto de un cerramiento y de un edificio puede suponer una reducción significativa en la carga estructural y la posibilidad de utilizar una estructura más ligera. Y al utilizar una estructura más ligera también se obtienen edificios más económicos.

Ladrillos Plásticos

El ladrillo PET no es solo una solución a un problema ambiental. También tiene ventajas técnicas importantes. Pronto podrán encantarase en la industria en donde es posible fabricar estos ladrillos en una cantidad suficiente para satisfacer las demandas del sector de la construcción.

365 SUSTENTABLE Written by:

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *