fbpx

5 Motivos Para Hacer Yoga y Ciclismo

Patañjali, filósofo hindú, en sus Yoga Sutras, define el Yoga como “el cese de movimientos de la consciencia”, algo parecido a liberar la mente. Así que una carrera de 10 o de 200 kilómetros, puede ser el reto de tu vida, un gran esfuerzo físico y mental donde pasarás de la alegría y el poder, al dolor y sufrimiento. Y al hacerte consciente de esto entiendes que correr es una disciplina que implica un trabajo donde hay que entrenar la mente, tanto como el cuerpo. Es meditación en movimiento. Y es aquí donde la práctica de yoga puede cambiar tu vida.

bicicleta-yoga-ciclismo

Son conocidos los beneficios físicos del ciclismo: desarrolla la fuerza ósea y muscular; mejora la circulación sanguínea, aumenta la capacidad pulmonar, fortalece el sistema inmunológico, fomenta la pérdida de peso, libera endorfinas, etc. Pero todas estas maravillosas recompensas serán potencialmente incrementadas si además incorporas la práctica de yoga, “con yoga se evitan de manera considerable las recurrentes lesiones físicas, y en muchos casos las trabas emocionales a las que se expone el ciclista”. Así que de entrada, te invito a cambiar la idea de que ir en bici es la forma más simple de hacer ejercicio; en realidad, es un esfuerzo que requiere de técnica, pero una técnica adaptada y reconocida para ti.

Yoga para ciclistas no es calentamiento, flexibilidad o fitness. Es el complemento que le dará a tu cuerpo el equilibrio necesario para lograr el control y la resistencia que necesitas; su práctica no sólo te dará consciencia sobre tus capacidades físicas y emocionales, sino que además aprenderás a respirar de acuerdo al ritmo que necesites.

1. Control de la respiración:
En yoga la respiración es lo más importante, y durante la ejecución de Asanas (posturas) se pone especial énfasis en ella; la idea es aprender a controlarla con Pranayama (técnica de respiración) y así respirar de manera consciente y rítmica, incrementando la capacidad vital y asegurando un flujo respiratorio máximo. Dejarás de hacer esos agotadores jadeos que sólo desgastan innecesariamente.

2. Aumentamos nuestra consciencia:
La consciencia que adquirimos sobre nuestro cuerpo al encontrar el balance correcto entre fuerza y flexibilidad para cada Asana, logrará que el apoyo que pones en tus pies sea con una base fuerte, firme y estable. La pedalada del ciclista es la base de todo. Cuando no lo haces de manera uniforme y segura, vienen además de los problemas plantares, los de tobillos, rodillas, cadera y espalda.

3. Mejoramos nuestra estructura músculo-esquelética:
Cuando sólo sigues una rutina enfocada al tren inferior, tus otras habilidades se atrofiarán paulatinamente. Te fortaleces de manera desigual y perderás flexibilidad general. Las Asanas fortalecen toda la estructura músculo-esquelética y articular de forma funcional con nuevas y distintas formas de mover el cuerpo. Tus lumbares, espalda, hombros y brazos lo agradecerán. El trabajo completo es la base de la evolución.

4. Aumentamos nuestra fuerza mental:
En el aquí y el ahora: El grado de concentración y fuerza que requiere en la práctica de yoga, nos permite centrar nuestra atención al momento presente; en las sensaciones físicas, energéticas y emocionales. La combinación de posturas de estimulación y relajación, logra preparar el sistema nervioso para que sea capaz de responder a los momentos de estrés que se van presentando. Imagina lo que un par de poderosas piernas puede hacer con una mente tranquila, concentrada y fuerte.

5. Mayor flexibilidad de movimiento:
La práctica de Asanas con sus movimientos orgánicos te estirarán de tal forma que te dejarán percibir consciéntemente tus capacidades y rangos de movimiento. Cuando logras aumentar el grado de flexibilidad de la cadera, sentirás como la postura se alinea en todas direcciones; evitaras la tensión y desgaste articular de las rodillas, el dolor de espalda y respirarás mejor; porque pedalear encorvado comprime el corazón y los pulmones, comprometiendo la cantidad de sangre y oxígeno necesaria en el cuerpo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *