fbpx

Por qué la ciudad de Buenos Aires es un horno

Buenos Aires horno. Durante las noches sin viento y poca nubosidad, en la Ciudad se produce el fenómeno de isla Urbana de Calor, que mantiene la temperatura más elevada que en los alrededores.

Es pleno verano y Buenos Aires horno arde, pero no sólo por el clima propio de la estación del año. También es por un efecto que se da en las grandes ciudades: se ha comprobado que los edificios y el pavimento contribuyen a que la temperatura de un área urbana se mantenga más caliente que la de una zona rural o semi-rural. A este fenómeno se lo llama “isla urbana de calor” (IUC).

El efecto IUC se debe a que el asfalto de las calles y los materiales de construcción acumulan y almacenan el calor durante el día y lo liberan durante la noche. Es decir, no permiten respiro.

Una de las soluciones más simples para reducir este fenómeno es plantar árboles para ganar sombra. Otra es reducir la absorción del calor cambiando los materiales. En Sidney, por ejemplo, están probando un pavimento de color más claro en las calles céntricas, algo que puede ser complicado en zonas muy soleadas.

Buenos Aires horno

“En la imágenes térmicas se puede ver que los puntos calientes rojos de las ciudades son las calles, los caminos, los estacionamientos -cualquier lugar donde haya asfalto y hormigón- y se puede ver el contraste con parques, jardines y árboles”, señala Cathy Oke, presidenta del centro ambiental de Melbourne.

Algunos especialistas proponen “calles verdes”, con una superficie porosa que permita que el agua se absorba e incluso crezca pasto a través de ella. Esto a su vez reduce la cantidad de calor que absorbe la calzada. Podría aplicarse en áreas donde no hay tránsito pesado. En la misma sintonía van los edificios que tienen techos o paredes cubiertas de vegetación.

Pero en las ciudades viven personas que “alimentan” el calor exterior al utilizar de manera intensiva, por ejemplo, acondicionadores de aire. Lo que se evalúa, en este caso, es construir edificios que sean capaces de tener un clima interior más fresco.

Fuente: Clarín VIVA

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *